Inicio / Academia / Concluye taller de educación patrimonial ejecutado en Playa Ancha y liderado por académico de la UPLA

Concluye taller de educación patrimonial ejecutado en Playa Ancha y liderado por académico de la UPLA

Lograr que los habitantes de Playa Ancha tomaran conciencia sobre su responsabilidad en el resguardo del patrimonio local, fue uno de los objetivos principales de un taller sobre educación patrimonial, que recientemente finalizó en el cerro y que fue llevado adelante, por un equipo liderado por el Dr. Marco Muñoz, académico de la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha (UPLA). El espacio reunió a cerca de 20 vecinos y vecinas de distintas edades y se llevó a cabo durante diciembre, en el Liceo Tecnológico Alfredo Nazar.

“Patrimonio habitado de Playa Ancha. Puesta en valor a partir de una recuperación de la experiencia” es el nombre de la investigación, en la que se inscribe este trabajo, que cuenta con financiamiento del Convenio UPA 1301. La iniciativa consistió en una instancia de diálogo, en la cual, los participantes reflexionaron en torno a aquellos elementos del territorio que consideran que poseen un valor patrimonial y que por lo tanto, deben proteger.

En ese sentido, las clases se caracterizaron por la aplicación de una metodología prospectiva, que en el fondo, permitió que los habitantes identificaran distintas acciones que pueden ejecutar para que esos lugares o manifestaciones playanchinas puedan ser heredables a otras generaciones.

“El patrimonio es una cuestión que no es estática en el tiempo y tampoco se encuentra en el pasado, el patrimonio es presente, pasado, futuro y eso es lo que hace la prospectiva. La prospectiva dice qué es lo que puedo hacer hoy para que esto que existe perdure y me permita construir un futuro mejor. Entonces, los vecinos se dan cuenta que no se trata de andar buscando cosas viejas para que perpetúen estáticamente, sino que se trata de ver qué es lo que para ellos, es importante hoy y que tiene en su condición de pasado un valor presente para proyectarlo en el futuro”, explica el profesor Muñoz.

Historia, arquitectura y vida de barrio

Lugares como las avenidas Altamarino y Gran Bretaña, construcciones antiguas como las casas de estilo inglés y los edificios institucionales (universidades, ex Hospital Naval, etc.) y manifestaciones artísticas o sociales como los tradicionales almacenes, fueron elementos que los vecinos identificaron durante este taller.

María José Maturana, por ejemplo, fue una de las que propuso los diferentes sectores y especialmente a Pacífico como una zona digna de relevar. “Considero que Playa Ancha es muy grande como para sólo enfocarnos en Playa Ancha bajo. Además que para rescatar la vida barrial que se da en Pacífico, que yo considero que se da, más que acá (Playa Ancha bajo) que se ve que hay mucho de todo: el estadio, el Roma, las universidades, pero arriba ya es mucho más barrial: casas, canchas, juntas de vecinos”, dice la joven.

Ese mismo aspecto fue el que encontró Jocelyn Carvajal en la Avenida Playa Ancha y en su comercio, donde según la porteña, se percibe un ambiente que cuesta encontrar en otros lugares. “Tienen vida de barrio, a pesar de ser negocios grandes y que la población del cerro es tan alta, la gente todavía reconoce un amigo, un vecino, un cercano en el dueño de ese negocio, por ejemplo, todavía hay gente que pide fiado y esas relaciones que hay y que todavía existen, yo creo que hay ponerlas en valor”, afirma.

Trabajo lúdico y colaborativo

La iniciativa estuvo lejos de ser un espacio donde los participantes se sentaban a escuchar a un profesor que dictaba la clase, puesto que lo llamativo del taller fue precisamente la didáctica implementada, que permitió que el conocimiento se generara a partir de la reflexión conjunta. Salidas a terreno, recorridos desde la memoria, ejercicios cartográficos, entre otras, fueron parte de estas estrategias.

“Teníamos que conectar a los participantes con la propia experiencia, con su propio entorno y entonces, partimos levantando desde sus propios imaginarios, propias ideas y todo lo que conlleva este habitar en el lugar y ahí fuimos avanzando en una metodología, en una didáctica que fue también bastante interesante porque empezamos a entender también, y es algo que yo también le planteé desde el principio a Marco, que tiene que ver con que la idea es seguir jugando siempre, seguir sometido a lo lúdico, como conducente hacia la construcción de conocimiento”, explica Cristian Pizarro, profesor de arte y Magíster en Educación Artística, que estuvo a cargo de diseñar las técnicas pedagógicas.

La horizontalidad y el trabajo colaborativo caracterizaron a esta instancia que, por lo mismo, fue valorada por los habitantes. “En mi opinión, la experiencia al asistir a estos talleres, ha sido muy positiva, he aprendido a ver con otros ojos mi barrio, a descubrir rincones y detalles del territorio, que antes no apreciaba o pasaba por alto”, dice el playanchino Francisco Piña.

¿Qué pasaría si…?

Un ejercicio que fue aplicado en este proyecto fue crear escenarios futuros desfavorables para los elementos patrimoniales identificados por los vecinos y vecinas. Así fue como a través de cartas, los participantes se enteraron que dentro de unos años, construirían, por ejemplo, un hotel en la Avenida Gran Bretaña o un Resort en la playa Las Torpederas, activando de esta forma, la necesidad tomar partido en este presente para que a futuro eso no sucediera.

La estrategia es propia de la metodología prospectiva, según lo que aclara el investigador Marco Muñoz, quien agrega que mediante ejercicios como estos, lo que se busca en definitiva, es generar una transformación social, a partir del empoderamiento de las personas, quienes finalmente se reconocen como actores sociales capaces de contribuir en los cambios, mediante acciones que están en sus manos como: el cuidado y la limpieza de espacios públicos, la organización vecinal, la difusión de los valores patrimoniales hacia el resto de la comunidad, entre otras.

“Los propios habitantes (…) quedan empoderados como promotores educativos, capaces de llevar adelante acciones y luego proyectos prospectivos que les permitan actuar desde hoy, de generación en generación, en el futuro que queremos para Playa Ancha, en favor de la preservación y fortalecimiento de los valores heredables de un barrio donde subyace parte importante de la condición patrimonial de Valparaíso”, dice el académico.

Pruebe también

UPLA capacita a profesores de Educación Física y Educadoras de Párvulos de María Pinto

Iniciativa responde a proyecto IND adjudicado por las académicas Paula Magnere y Mara Gallardo de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.