Inicio / UPLA en los medios / Estudio científico: la forma de caminar genera atracción en los humanos

Estudio científico: la forma de caminar genera atracción en los humanos

Fuente: ADN Radio, publicado el 6 de septiembre de 2017.

¿Sabías que la forma en que caminas, muy probablemente, te puede situar en el grupo social de los atractivos? Ésa es la principal conclusión a la que llegó un estudio científico internacional desarrollado en Chile, Rusia y Alemania, cuyos resultados fueron publicados en la revista de divulgación científica Frontiers in Psychology.

Según el doctor en Biología José Antonio Muñoz, investigador del Centro de Estudios Avanzados de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), “existía evidencia previa en torno al atractivo que genera la forma de caminar de las personas; sin embargo, esta evidencia no se había comparado utilizando una aproximación intercultural”.

“En este sentido, es interesante que pese a las grandes diferencias culturales que existen entre los tres países del estudio, en todos los casos el patrón de juicio de atractivo fue muy similar. Tal vez la principal razón se la debamos a nuestra propia biología primate, que privilegia la percepción visual por sobre la de los otros sentidos”, señaló.

“La fuerza corporal -prosigue el científico- es un rasgo relevante dentro de las interacciones sociales entre los hombres. Las personas más fuertes suelen generar respeto y comportamientos de entrega de beneficios por parte de sus rivales, especialmente cuando se enojan”.

Muñoz agregó que, a la luz de los resultados publicados en Frontiers in Psychology, las mujeres más que los hombres sienten la atracción por la forma de caminar de los fuertes.

Esto, según el experto, responde a que para el sexo femenino “la persona que camina de dicha manera posee un potencial biológico mejor que el de los demás, ya que es capaz de sobresalir frente a sus pares en términos de dominancia social y salud. Es decir, es un portador de buenos genes y esto tiene coherencia desde el punto de vista biológico como señal de atractivo.

Si bien la investigación no evaluó las características del caminar, sino que más bien la percepción, Muñoz sostuvo que “existen otros estudios que se han centrado en evaluar posturas corporales en función de su señal agresiva. En este sentido, caminar con los brazos abiertos, con los hombros hacia atrás y marcando los pasos, son señales intimidatorias.

Fuente: ADN Radio, publicado el 6 de septiembre de 2017.

Pruebe también

Profe busca las palabras repetidas

Fuente: La Estrella de Valparaíso, página 11, publicado el 15 de noviembre de 2017.