Agenda
Inicio / Académicos / En búsqueda de los bosques sub-fósiles del Archipiélago de Chiloé

En búsqueda de los bosques sub-fósiles del Archipiélago de Chiloé

Tripulación y grupo científicos que participaron a bordo del lanchón-científico “Centinela”. A la derecha el Dr. Jean-Pierre Francois y a su lado la Dra. Carolina Villagrán, líder de la expedición.

 

Hace 18.000 años el mar interior de Chiloé no existía como tal. En cambio, un enorme glaciar descendía desde las altas cumbres de los Andes ubicadas al oriente de la Isla y cubría extensamente parte del valle central hoy inundado a la latitud de Chiloé. Vestigios de este coloso de hielo, son las características formas de los lagos del sur de Chile los cuales constituyen un verdadero molde que dejaron los glaciales al alcanzar el valle central. Estudiar y reconstruir estos cambios en el paisaje es y ha sido la labor por al menos 3 décadas de la Dra. Carolina Villagrán, profesora titular del Departamento de Biología de la Universidad de Chile.

Gracias a sus estudios, que se manifiestan en un sinnúmero de publicaciones de artículos científicos y libros, la Dra. Villagrán ha investigado en detalle la Historia Natural del territorio de Chiloé, lo que se traduce en un extenso conocimiento de la flora, la etnobotánica, y el imaginario de esta parte del territorio nacional.

Hace algunos años, la Dra. Villagrán hizo un importante hallazgo al descubrir trancos sub-fósiles en diversos sectores de la Isla Grande de Chiloé y la costa del Seno del Reloncaví. Esta evidencia sugiere el desarrollo de extensos bosques de coníferas (i.e. Alerce y Ciprés de las Guaitecas) durante el último periodo glacial en estas áreas, escenario que se condice con las condiciones climáticas que predominaros durante dicho periodo de tiempo (i.e. frio y húmedas). No obstante, y gracias a reportes de pescadores y habitantes de las Islas del Archipiélago de Chiloé, se estableció la posibilidad que existieran otros sectores ubicados al oriente de la Isla Grande de Chiloé que pudieran contener similar evidencia.

Es este contexto, el Dr. Jean-Pierre Francois investigador del Departamento de Ciencias Geográficas de nuestra Facultad de Ciencias Naturales y Exactas, participó de una expedición científica en el Archipiélago de Chiloé con el objetivo de buscar nueva evidencia de estos antiguos bosques que poblaron el mar interior de Chiloé.

La expedición estuvo liderada por la Dra. Carolina Villagrán, y contó además con la participación de los investigadores Dra. Ana Abarzúa (Instituto de Geociencias, Universidad Austral de Chile), Ricardo Álvarez, (Antropólogo e investigador Universidad de los Lagos), Reinhard Fitzek (Magíster en Restauración Ecológica y experto en logística) y Rodrigo Casanova (Fotógrafo profesional).

Los alcances de esta expedición no solo se hayan en la búsqueda de nuevos depósitos y secciones estratigráficas en un área no estudiada como lo es el mar interior de Chiloé. Además, espera contribuir al conocimiento y valoración del geopatrimonio nacional y regional. Esto considerando que algunos de estos depósitos se caracterizan por contener numerosos troncos de fósiles del periodo de tiempo en cuestión (i.e. glacial), los cuales a su vez se funden en el imaginario local con la percepción de gigantescos “cataclismos” ocurridos en pasados y la leyenda de Trenten-Vilú y Caicai-Vilú, e incluso en algunos casos con la leyenda del Caleuche.

Hallazgos y trabajo Futuro

Durante los días que duró la expedición, la cual tuvo que forzosamente ser reducida por las condiciones del tiempo, se visitaron diferentes localidades ubicadas en el mar interior de Chiloé. Utilizando un criterio geomorfológico para la búsqueda de los posibles sitios, fue posible descubrir nuevos depósitos orgánicos conteniendo madera sub-fósil, los que se encuentran embebidos en sedimentos inorgánicos de origen glacial.

Junto con la descripción estratigráfica de los sitios, se tomaron muestras que serán enviadas a laboratorios especializados en dataciones radiocarbónicas a fin de conocer su edad. Esto último, con el objetivo de determinar si estos elusivos depósitos sedimentarios conteniendo madera sub-fósil se asocian al periodo interglacial anterior, o bien a los periodos inter-estadiales (cálidos) ocurridos durante la última edad del hielo. Adicionalmente, también se realizarán diferentes tipos de análisis (i.e. geoquímica, palinología, etc.) a fin de establecer qué tipo de vegetación fue la que ocupó este sector del mar interior de Chiloé en el pasado. En conjunto se espera que nuevos hallazgos permitan confirmar la hipótesis que en algún momento durante la última glaciación ocurrió un periodo relativamente cálido que permitió el desarrollo de extensos bosques de coníferas en lo que hoy es el mar interior de Chiloé.

Finalmente, y considerando el valor tangible e intangible que representan estos sitios con madera sub-fósil, que en algunos sectores albergan tocones de árboles en posición de vida, es que la Dra. Villagrán ha propuesto a la comisión patrimonial de la región la idea de declarar potencialmente algunos de estos como geopatrimonio regional y nacional.

 

Ver video de la expedición aquí

Pruebe también

¿Quién es quién en la película “El Paso del Diablo”?

En la coproducción de la UPLA el elenco ha debido retroceder a 1921, año de la gran huelga ganadera de la Patagonia argentina.