Agenda
Inicio / Centro de Estudios Avanzados / Claudia Rojas: “Los temas medioambientales hay que pensarlos históricamente”

Claudia Rojas: “Los temas medioambientales hay que pensarlos históricamente”

Numerosas han sido las organizaciones y personas que han manifestado su completo rechazo a dos de los más grandes proyectos energéticos que la zona interior de la Región de Valparaíso ha conocido en la última década: la carretera eléctrica Cardones-Polpaico (Megatorres) de la empresa Interchile, y la termoeléctrica Los Rulos de IC-Power. Y esta vez ha sido el turno de la historiadora Claudia Rojas, quien además es miembro activo de la agrupación ambientalista Libres de Alta Tensión Olmué.

Y tan numerosos como variados han sido, también, los argumentos presentados. En este caso, la investigadora postdoctoral del Centro de Estudios Avanzados (CEA) de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), sostiene enfáticamente que es imposible que un profesional de las áreas de las Ciencias Sociales o de las humanidades se abstraiga de una iniciativa como la construcción de una generadora termoeléctrica de ciclo combinado de 350 Megawatts que, a su juicio, va a cambiar radicalmente la vida de comunidades concretas.

“Como investigadora, dentro del ámbito de las Ciencias Sociales y de las Humanidades, creo que no se puede estar lejos de lo que pasa en la realidad social, porque si no, ¿de qué estamos hablando?”, sostuvo la doctora Claudia Rojas.

– ¿Qué de todo lo que rodea a esta situación le preocupa más?

“Que nosotros investigamos la realidad social y a veces estamos lejos. Lo que pase en mi territorio obviamente que me afecta como persona, como ciudadana, como integrante de Libres de Alta Tensión-Olmué. Porque yo soy historiadora, hay una conciencia también histórica y hay un tema que tiene que ver con el pensar históricamente, que significa que las cosas no siempre han sido de una manera, sino que ha habido cambios a lo largo de la historia de la humanidad. Tenemos que reflexionar sobre lo que les dejaremos a las generaciones que vienen”.

– ¿Cómo aplica aquello al caso de la termoeléctrica en Limache o el paso de las megatorres por ese valle?

“Como un territorio que ha tenido una vocación agrícola o de descanso, y donde se quiere imponer estos proyectos, además sin consulta ciudadana. Todo esto es para uno bien aberrante y chocante, sobre todo porque nosotros vivimos en un lugar que es reserva de la biósfera, que no es solo el Parque Nacional La Campana. Nosotros vivimos en una zona de transición donde las prácticas cotidianas tienen que ser sostenibles y proteger la reserva de la biósfera. En esta zona hay un patrimonio natural y cultural que debemos resguardar para las actuales y futuras generaciones”

UPLA en el debate

– ¿Y cómo se inserta una universidad como la UPLA o un centro como CEA en este debate?

“No es de extrañar que una universidad estatal deba preocuparse de materias medioambientales… Lo que digo es que si uno trabaja en el ámbito de las Ciencias Sociales, de las Humanidades debe involucrarse con la realidad que vive, y esta es una realidad tangible que tiene que ver con que se instale una termoeléctrica o una carretera eléctrica que va a afectar la salud de las personas que viven en ese territorio. Entonces, una universidad pública que dicta postgrados en medioambiente, donde hay gente que está trabajando sobre estos temas, pienso que debiera haber un compromiso mayor con estos movimientos sociales, ciudadanos, como es Libre de Alta Tensión Olmué y apoyar más el trabajo de difusión sobre lo que está pasando”.

– En definitiva ¿por qué es tan preocupante lo que está pasando en Limache-Olmué a partir de este tipo de proyecto?

“Porque además de ser proyectos contaminantes (polución con material particulado y gases precursores de efecto invernadero) cambia la identidad de los lugares, las vocaciones de los lugares. En Limache-Olmué le han dado un gran impulso al tema turístico y hay mucha gente que tiene grandes proyectos. Además, que se va a desvalorizar el suelo porque, quién va a querer ir a esa zona a vacacionar, por ejemplo. La pérdida de calidad de vida, también es preocupante, porque toda la actividad cotidiana debe estar orientada a prácticas sostenibles y sustentables, y un lugar contaminado puede terminar como Quintero y Puchuncaví. Entonces ahí es donde digo que estos temas ambientales hay que pensarlos históricamente”.

– ¿Falta de planificación de las autoridades y del mundo privado…?

“Claro, falta de planificación y además que estamos insertos en un modelo neoliberal y parte de esto es aquella política de extraer materias primas y no importa a qué costo o con qué consecuencias. Nuestro sistema está conectado con las economías globales. ¡Imaginemos a una carretera eléctrica pasar por una reserva de la biósfera, la gente muchas veces no se da cuenta del daño enorme e irreversible!

-Y ahí que el rol de las comunidades o los movimientos sociales son trascendentales…

“Bueno, en esto las comunidades han jugado un gran rol, porque la comunidad de La Dormida, en Olmué, por ejemplo, ha luchado en contra de que se instalen esas torres de alta tensión de una manera extraordinaria”.

 

Marcha en Valparaíso

Las críticas de la investigadora postdoctoral del CEA-UPLA, cobran hoy relevancia como consecuencia de las movilizaciones sociales que ambos proyectos energéticos generan: termoeléctrica en Limache y megatorres de Interchile. De hecho, para este sábado 2 de septiembre está convocada una marcha por el plan de Valparaíso, a las 11 horas, desde Plaza Sotomayor en dirección a avenida Pedro Montt.

Pruebe también

Dr. Andrés Donoso Romo: “El movimiento estudiantil de 2011 legitima la disidencia en Chile”

Investigador del CEA de la Universidad de Playa Ancha hace esta afirmación en el marco del próximo seminario internacional que reunirá a destacados intelectuales.