Inicio / Academia / De Asistentes a Educadoras de Párvulos: El paso que faltaba en Fundación Integra

De Asistentes a Educadoras de Párvulos: El paso que faltaba en Fundación Integra

En la Universidad de Playa Ancha un primer grupo de asistentes de párvulos de Fundación Integra, perteneciente al programa CRECER+, defendió su tesis para optar al título de Educadora de Párvulos y al grado de Licenciado en Educación.

María Soledad Carvajal, Bernarda Gamboa, Karla Saavedra y Elyzabeth Zamora, forman parte de las 26 técnicos de nivel superior que, desempeñándose en jardines infantiles de Fundación Intregra, fueron favorecidas en 2013 por un convenio entre dicha institución y la UPLA, orientado a la profesionalización de sus trabajadoras.

Con mucho esfuerzo y dedicación, las estudiantes cursaron la carrera de pregrado en modalidad vespertina y defendieron la investigación titulada “Grado de desarrollo y nivel de importancia de las competencias transversales y específicas que deben movilizar las educadoras de párvulos de Fundación Integra”, guiada por el Dr. Francis Flores.

La coordinadora del programa CRECER+ en la UPLA, profesora Mónica Thompson Orellana, explicó que la Fundación Integra en 2013 trabajaba con profesionales, técnicos y mucho voluntariado. “En eso ha ido mejorando su accionar, a través de las distintas posibilidades que les ofrece a sus trabajadoras, en cuanto a mejorar sus competencias laborales y expectativas personales”.

Para el decano de la Facultad de Ciencias de la Educación, Luis Alberto Díaz Arancibia, el programa CRECER+ que trabaja de manera exclusiva con la UPLA, responde al sello de formación continua de esta universidad, para el cual se consideró un plan riguroso de estudios al que las estudiantes han respondido con éxito.

“Es un gran mérito y un gran paso que las alumnas están dando. Para la Facultad de Ciencias de la Educación el programa nos llena de satisfacción al poder cooperar con el perfeccionamiento de las trabajadoras de Fundación Integra”, precisó el decano.

La estudiante Bernarda Gamboa reconoció en la iniciativa una muy buena oportunidad para crecer profesionalmente. “Nos hemos preparado con más teoría y adquirido mayores competencias para entregar aprendizajes más significativos y de calidad en el aula, a los niños que atendemos en Fundación Integra”.

“Fue un gran desafío que se nos planteó, que aceptamos y que requirió mucho sacrificio personal”, dijo Soledad Carvajal. “Afortunadamente, llegamos al final de este camino, que es defender nuestra tesis. Estoy muy orgullosa de lo que logramos superar, gracias a la contención de familiares y amigos”.

Elizabeth Zamora agradeció a Integra la oportunidad otorgada, así como a la UPLA por creer en ellas. “Nos faltaba este paso. Ser trabajador y estudiante no es fácil, pero la meta la estamos cumpliendo. Como profesionales podremos aportar de mejor manera a los niños que tanto lo necesitan”.

Finalmente, Karla Saavedra destacó el trabajo en equipo que efectuaron para el desarrollo de la tesis, el apoyo entregado por la familia y las compañeras de trabajo. “Estoy muy agradecida y feliz”.

En los próximos meses se efectuarán las defensas de tesis de las demás asistentes de párvulos que conformaron el programa CRECER+, y que junto a la UPLA se convertirán en educadoras de párvulos.

Pruebe también

Sol Serrano: “El Liceo encarna un relato de la historia de Chile”

Sorprendida y emocionada, la historiadora recibió de mano de profesores y alumnos de la UPLA, una carta patrocinio que la postula como candidata al Premio Nacional de Historia 2018.