Agenda
Inicio / Entrevistas / Leandro Silva: “Mi obra representa el olvido, pero a través de la memoria”

Leandro Silva: “Mi obra representa el olvido, pero a través de la memoria”

Cuando el artista, escultor y académico de la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha, Leandro Silva Martínez, decidió participar del concurso “Ruta de la Memoria: Memoriales para la Región de Valparaíso” nunca pensó que su obra se adjudicaría el primer lugar, en especial porque su intención solo era apoyar en la generación de hitos que pudiesen identificar y resignificar los espacios y sitios de la región que fueron utilizados como centros de detención y tortura durante la dictadura cívico militar.

Fue recién en marzo, a poco más de un mes del cierre del concurso, que Silva Martínez comenzó a darle forma a la idea de crear una obra que retratara elementos relacionados con la violación a los derechos humanos. “De esta forma nació ‘Enredadera de la Memoria’, un trabajo inspirado en el dolor, en la fragmentación y en el olvido de un periodo de nuestra sociedad que las nuevas generaciones tenemos la obligación de reflotar, entonces esta obra está inspirada en ese olvido que vuelve a brotar como enredadera, y que respondió a los conceptos de verdad y justicia exigidos por la organización”, agregó.

Fueron estos los motivos tomados en cuenta por el jurado del concurso para elegir la propuesta del docente de Licenciatura en Arte de la UPLA como la ganadora del primer lugar, cuya premiación se realizó en el hall de la Intendencia de la Región de Valparaíso, con la presencia de representantes del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, de la Mesa de Cultura, Memoria y Derechos Humanos, de la Universidad de Playa Ancha y del Parque Cultural de Valparaíso como organizadores.

Durante la ceremonia, se presentó la maqueta de la obra que en su estructura original estará montada sobre una plancha de metal oxidado, y contará con fragmentos de aluminio fundido con secciones platinadas. En la primera fase este símbolo será reproducido e instalado en el Liceo Matilde Brandau de Ross en Valparaíso; Las Coimas, en la provincia de San Felipe; y Colliguay en la provincia del Marga Marga; tres sitios donde se registraron violaciones a los derechos humanos en el período 1973-1990.

– ¿Cómo surge su participación en este concurso?

“Hubo varios hechos y canales que se fueron alineando y que desembocaron en mi participación en este concurso. Previo a esta iniciativa hice un memorial en homenaje a dos ferroviarios de Valparaíso que fueron ejecutados por la dictadura y que actualmente está ubicado en la Estación Puerto. Es un relieve en bronce encargado por la Corporación Mutual Santiago Watt de la región que me permitió generar un diálogo con el Parque Cultural y el Consejo Regional de la Cultura y las Artes.

Fue esta última institución que se interesó en mi obra y me contactaron para que pueda participar en una actividad de similares características, la cual fue convocada en diciembre de 2016, sin embargo fue recién en marzo de este año que me enteré de su realización y comencé a evaluar las directrices de mi participación en el concurso que cerraba el 28 de abril, y cuyas bases exigía presentar maquetas, dibujos en formato mediano, un texto fundamentando la obra y los principios que se utilizarían para su creación. Fue así que elaboré una propuesta y la presenté”.

– ¿Por qué decidió participar en el concurso Ruta de la Memoria?

“Mi decisión pasó principalmente porque creo que en la Región de Valparaíso hay una falta de hitos que revivan ciertos temas que actualmente están bajo el alero del olvido. Por ejemplo, si uno pasa por fuera del Liceo de Niñas de Valparaíso (Liceo Matilde Brandau de Ross) jamás imaginas que ese establecimiento fue un centro de tortura y detención y testigo de muchas muertes de compatriotas.

Para mí como profesor es muy significativo rescatar estos acontecimientos, y creo que desde mi trinchera de artista y académico tengo una responsabilidad con las nuevas generaciones respecto a no desconocer una parte oscura de nuestra historia. Es más, los alumnos que asisten a diario a este liceo no saben lo que sucedió en sus subterráneos, y eso me motivó, alimentó y me dio mucha energía para crear esta idea de memorial”.

– ¿Qué representa su obra “Enredadera de la Memoria”?

“Mi obra representa el olvido, pero a través de la memoria; creo que este trabajo busca recuperar eso. Este gesto visual que se instalará en tres lugares de la región va a comunicar un hecho puntual, por lo tanto no hay que estigmatizarlo. Mi trabajo va a representar la memoria y buscará generar un discurso en la sociedad por el solo hecho que estará ubicada en lugares públicos, visibles y accesibles a la comunidad.

Entonces este memorial no va a ser una placa conmemorativa, sino que será un mural con una belleza vinculada al dolor, a la fragmentación y a la memoria de las personas ejecutadas y torturadas, y que dará cuenta de una parte importante de nuestra historia que no se puede olvidar para no volver a repetirla”.

– ¿En qué se inspiró para generar esta propuesta?

“Para dar con la propuesta final me inspiré en la observación de la naturaleza representada en las enredaderas, porque siento que estas plantas poseen algo especial. Tienen ese no rendirse, que a pesar de cortarlas vuelven a brotar, lo cual se asemeja al sentimiento de las agrupaciones de detenidos desparecidos que se caracterizan por su persistencia, perseverancia y el jamás darse por rendidos. Busco que este memorial represente el dolor de lo que sucedió y que el brillo y el tamaño genere esa luz en el horizonte para que nuestra sociedad camine con verdad y ojalá con justicia”.

– ¿Cómo recibieron este proyecto los familiares de detenidos desaparecidos?

“Ellos estaban muy agradecidos, porque los memoriales darán un giro a la conmemoración de hitos. Dijeron que son obras de arte que conmemoran un hecho, y no es un hecho que se conmemora con un texto en una placa. Entonces, cuando vieron la obra les gustó porque creen que será una iniciativa que va trascender en el tiempo. Para ellos estas creaciones serán muy decidoras para que hechos como los sucedidos no vuelvan a ocurrir”.

– En cuanto a la obtención del premio ¿qué importancia le asigna como artista?

“Fue realmente significativo, porque lo hice con una emocionalidad que fue más allá comparado con otros trabajos que he hecho. Para mí como artista es importante, porque la escultura va perdurar y trascender en el tiempo y a lo perecedero de la vida humana. Eso es lo que nosotros los artistas a veces buscamos, lograr una obra que tenga un significado y que aporte a la vida en sociedad”.

Pruebe también

Dr. Andrés Donoso Romo: “El movimiento estudiantil de 2011 legitima la disidencia en Chile”

Investigador del CEA de la Universidad de Playa Ancha hace esta afirmación en el marco del próximo seminario internacional que reunirá a destacados intelectuales.