Inicio / Destacados / Elección de gobernadores regionales

Elección de gobernadores regionales

La promulgación del proyecto de reforma constitucional que permite la elección directa de gobernadores regionales constituye un paso importante en el proceso de descentralización del país y en la profundización de nuestra democracia. Es un paso incompleto aún, ya que requiere ser complementado con leyes de traspaso de competencias y de recursos a los gobiernos regionales. Será la calidad de esos traspasos lo que determine finalmente la dimensión de esta reforma y cuánto poder real se transfiere a las regiones. Junto a la figura de esta nueva autoridad surge la de los delegados presidenciales regionales y provinciales, que tienen roles desconcentrados de coordinación, fiscalización y supervisión respecto a los servicios públicos dependientes del gobierno central con sede en regiones.

Hasta ahora los llamados “gobiernos regionales” no eran “gobiernos” porque, a pesar de tener personalidad jurídica y patrimonio propio e incluso potestad reglamentaria, no tenían la autonomía suficiente para ejercer el poder de dirección de la región, ya que el actual intendente es representante directo del Presidente (a) de la República.

La elección directa de gobernadores regionales permite aumentar los niveles de autonomía de los gobiernos regionales, considerando que los gobernadores recibirán su poder directamente desde la soberanía popular a través de la elección que esta ley aprueba.

Así, el sujeto autónomo debe tener una orientación y dirección política y administrativa propia. Lo anterior significa necesariamente la capacidad de elegir entre directrices diversas, incluso contrapuestas entre ellas. La mencionada capacidad implica también la capacidad de tomar decisiones que pueden ser distintas de las adoptadas por el resto de los sujetos autónomos e, incluso, por el gobierno central.

Las siguientes leyes que se dicten para concretar estos objetivos deben evitar conflictos de competencia entre el gobernador regional y los delegados presidenciales; debe contemplar la coordinación necesaria entre gobernadores y delegados en procura del desarrollo regional, como también deben hacer posible que se constituyan verdaderos gobiernos regionales con capacidad de gestión, competencias claras y recursos suficientes para que efectivamente esta reforma tenga los resultados esperados.

 

Patricio Sanhueza V.
Rector Universidad de Playa Ancha

 

Columna de opinión publicada en El Mercurio de Valparaíso, sábado 7 de enero de 2017.

 

Pruebe también

En San Felipe se realizaron las XIII Jornadas de Historia Vicente Pizarro de Nicola

Cita la organizó la carrera de Pedagogía en Historia y Geografía del Campus, y el tema central fue “las mujeres en la historia de Chile: roles, luchas, oficios”.