Inicio / Entrevistas / “La visión del educador-científico es un gran aporte para Chile”

“La visión del educador-científico es un gran aporte para Chile”

Jorge Alberto López Gallardo es Licenciado y Maestro en Física por la Universidad de Texas, El Paso. En 1990 se integró como académico al área de Ciencias de la institución norteamericana, siendo actualmente Director del Departamento de Física e incorporando en su quehacer, por tanto, a unos 2000 estudiantes y 20 académicos. Paralelamente, ha desarrollado múltiples investigaciones y tesis doctorales conjuntamente con las universidades de Copenhagen y Berkeley.

En virtud a su amplia trayectoria, sumado a los trabajos que ha desarrollado en materia de orientación del estudiantado, el especialista viajó hasta Valparaíso para integrarse al equipo académico que lleva adelante el Mecesup UPA 0601. En este contexto, el mismo Jorge López explicó el objetivo central del proyecto, el señalar que “se están haciendo grandes esfuerzos por parte de la comunidad académica y las autoridades para retener al estudiantado y ayudar a los alumnos a que finalmente se gradúen, ofreciendo orientación inicial a aquellos estudiantes que así lo requieran”.

¿Cómo es que se gesta su visita a la Universidad de Playa Ancha?

Surge cuando esta institución comienza a tomar en cuenta la necesidad de establecer un programa de orientación, ayuda y nivelación para los estudiantes, identificando a la Universidad de Texas como un plantel con características similares, que coexiste con un programa de ayuda para el alumnado. Tanto la Dra. Bianca Dapello como Paula Magnere, académicas de la Upla, se empaparon durante la visita que hicieron a nuestra universidad de los detalles relevantes del diseño para reducir deficiencias y potenciar ciertas áreas que traen consigo quienes hacen ingreso por primera vez a la universidad.

Desde entonces, se han identificado académicos de distintas áreas del saber, tales como el Dr. Benjamín Flores, del área de Ingeniería; el Dr. Jon Amastae, de Lenguas (en reciente visita) y quien habla, como representante del área de las Ciencias.

¿Cuál ha sido su rol dentro del proyecto?

Mi participación se ha desarrollado desde dos papeles. He asistido como asesor y como validador del proyecto; es decir, señalando si está completo o agregando cosas que hace falta incorporar. Lo bueno es que, dado que el proyecto está en fase de diseño, no ha habido inconveniente a la hora de realizar recomendaciones que permitan, finalmente, realizar mis aportaciones al fin último de este trabajo.

¿Qué es lo que, en virtud de su trabajo, ha podido constatar del proyecto y, por ende, de la Universidad de Playa Ancha?

Bueno, para empezar, he notado una motivación muy grande tendiente a ayudar a los estudiantes que denotan algún grado de deficiencia en su aprendizaje previo al ingreso a la Universidad. Por otro lado, me he encontrado con un proyecto que presentará algunos prototipos de lo que se debería implementar y que se resolvería con un segundo plan. Al respecto, he visto que se ha utilizado metodología muy moderna para encontrar las soluciones que se puedan implementar en un futuro próximo. Cuestiones como el uso de la lluvia de ideas, grupos de trabajo, incorporación de estudiantes, discusiones abiertas, mucho debate y mucha comunicación entre grupos. Definitivamente, todo eso he visto que existe y me parece muy favorable.

Por otra parte, me he dado cuenta de las necesidades que tiene la Universidad en términos de modernización, de comunicación, de Internet, de centros de cómputo, de ayuda tutorial, pero que, al parecer, muchos de esos problemas van en vías de resolución con la implementación del Servicio de Orientación Universitaria (SOUPA) y de la nueva Biblioteca.

¿Cuáles son los pasos que debería dar la Universidad para seguir creciendo?

Todo esto de los Mecesup es clave. No existen en las universidades de corte tradicional un departamento sobre el cual recaigan las responsabilidades de mejora académica. Por lo general, en las estructuras generales de las universidades si a un jefe de carrera se le ocurre algo lo hace, y si al director de carrera se le ocurre otra cosa, sucede lo mismo: finalmente, nunca hay una coordinación. Finalmente, esos propósitos persiguen los Mecesup; se forman grupos de especialistas donde participan personas de las áreas de psicología, educación, ciencias y lenguas. Me parece que esto no ha sucedido antes, siendo una estructura que se está formando fundamental.

Por ejemplo, hoy mismo tuvimos una reunión con Rectoría, Biblioteca, Ciencias y de otras áreas, donde hubo un diálogo que permitió identificar oportunidades. Varias áreas de la Universidad están trabajando en la misma dirección y, sin saberlo, estaban construyendo por separado sistemas que podrían ser integrados en uno.

A nivel académico, ¿Qué destaca de la Universidad de Playa Ancha?

Me he asombrado gratamente con el hecho de que acá haya muchas carreras agrupadas bajo el rubro de educación, aunque estos sean en Química, Física o Matemáticas. Eso es, para mí, sorprendente, porque no es normal que así suceda en las universidades de los Estados Unidos.

El hecho que exista un profesional formado bajo esta fórmula es una gran oportunidad porque están formando profesionistas con una doble visión, la visión del educador y la visión del científico o del ingeniero. Entonces, por ahí, me parece que están haciendo un gran aporte a Chile.

En Estados Unidos, al menos, quien desee realizar cátedra en las áreas de las Ciencias es básicamente alguien titulado como científico que no tiene formación pedagógica, sino hasta que le exigen que tome ciertos cursos para trabajar en una escuela. Pero eso, el hecho de desarrollar profesionales que se forman de manera integrada puede tener buenos resultados y un impacto mayor.

Fuera de este tipo de formación, otra cosa que me ha gustado ver ha sido el hecho de la comunicación que existen entre el profesor y el alumnado, cosa que tampoco se ve en universidades norteamericanas. Lo mismo pasa con la ambición de aprender del profesorado, lo que es muy notable.

Pruebe también

Eduardo Cortés: “La preocupación humana de la UPLA me marcó”

El profesor de Educación Tecnológica es uno de los cinco finalistas chilenos al premio Global Teacher Prize 2017, que reconoce a docentes que han hecho una importante contribución a su profesión en el país.