Inicio / Entrevistas / “La mayor fortaleza radica en el compromiso de la Universidad”

“La mayor fortaleza radica en el compromiso de la Universidad”

Jon Amastae, profesor de Lingüística en la Universidad de Texas, en El Paso, Estados Unidos, es experto en el desarrollo de programas de lenguaje en el ámbito universitario. Por estas semanas, y con motivo de la etapa de diseño del Proyecto Mecesup UPA – 0601 dirigido por el académico Rodolfo Marcone Trigo, el especialista norteamericano se encuentra en Valparaíso para aportar desde su experticia en el ámbito de la lingüística.

El profesor Amastae ha dedicado gran parte de su quehacer disciplinario a la investigación en distintos aspectos de la lingüística analizada desde diferentes idiomas, centrándose -por ejemplo- en el estudio de las transformaciones que ha experimentado el lenguaje español en México. Complementaria a la tarea anterior, destaca también su dedicación a temas vinculados a procesos de acreditación en el contexto estadounidense y latinoamericano, cumpliendo roles de asesor en países como México, Ecuador, Panamá, Brasil y, actualmente, en Chile.

En una tarea que ha definido como “evaluar, ver y entender lo que en la Universidad de Playa Ancha se tiene hasta el momento” es que por estos días asiste a la Facultad de Ciencias de la Educación como parte de un equipo multidisciplinario de expertos del área de la educación, en el marco del desarrollo enérgico del proyecto Mecesup UPA – 0601.

¿Cuáles son sus visiones preliminares sobre el estado de nuestra Universidad?

Todas las universidades están en constante desarrollo. No hay ninguna universidad que llegue al estatus de perfeccionamiento. Eso no existe, y en esta institución, pues, hay cosas que hacer en el desarrollo de programas, al igual que el esfuerzo realizado en todo el mundo por mejorar el rendimiento académico de los estudiantes.

Por otra parte, el aspecto de la tecnología es una batalla constante que también aquí se debe librar pues, obviamente, hay cosas que hacer y es importante volver a recalcar la importancia de lograrlas.

A modo preliminar, y de acuerdo a lo que ha logrado apreciar estos días ¿Cuáles son esas batallas que Ud. cree la Universidad debe librar para su mejor desarrollo?

Basándome en la experiencia de mi Universidad, podría comentar, por ejemplo, que nuestra primera etapa fue la de tener una red universitaria para tener una computadora en cada oficina departamental, o sea, en cada oficina de los departamentos, y luego, para aumentar eso para que cada profesor tuviera acceso a la red, y luego, para aumentar los salones con computadores para los estudiantes, y luego, una red inalámbrica para que los estudiantes con su laptop lograron acceso desde cualquier sector del campus. Posteriormente –donde todavía nosotros aún no llegamos- a que todo estudiante tenga su laptop, y luego, para tener mayor capacidad en el sistema inalámbrico, y luego, materiales y software para apoyar la enseñanza virtual, y luego, pues… Uno puede ver una serie infinita de cosas.

¿Cuáles cree Ud. que son las fortalezas de nuestra Casa de Estudios?

La mayor fortaleza de esta Universidad radica en el compromiso con el estudiante. Eso es lo primero, y se puede inferir a raíz del proyecto al que se me invitan a aportar. El compromiso con el estudiante y la idea de fortalecer el desempeño académico de éste.

¿Qué o quiénes son los llamados a cooperar con este fortalecimiento de la Universidad?

Por cierto, yo no tengo cabal conocimiento de la realidad total de la Universidad y su entorno, pero esto no quiere decir que sea este grupo de académicos los únicos responsables del fortalecimiento de la institución pues, al final del día, por así decirlo, debiera comprometerse el Consejo Universitario y la mayor parte de los profesores de la Universidad. El proyecto va a afectar últimamente a la mayoría de los profesores y, a través de ellos, se va a incidir positivamente en la mayoría de los estudiantes, su rendimiento académico y su nivel de aprendizaje.

Pruebe también

Eduardo Cortés: “La preocupación humana de la UPLA me marcó”

El profesor de Educación Tecnológica es uno de los cinco finalistas chilenos al premio Global Teacher Prize 2017, que reconoce a docentes que han hecho una importante contribución a su profesión en el país.