Visita del decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Monash, Australia.

en
En el marco del Diplomado en Formación Pedagógica, recibimos la visita del Dr. John Loughran, decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Monash, Australia.

La serie de reuniones y charlas que se celebraron entre los días 4 a 8 de Agosto de 2015, tuvieron como eje central la formación de profesores y su vínculo con el aprendizaje en la escuela. El autor del libro “What expert teachers do. Enhancing profesional knowledge for classroom practice” (Qué hacen los profesores expertos. La mejora de los conocimientos profesionales para la práctica del aula), sostuvo que el profesor experto define, de manera organizada, un marco de trabajo específico para potenciar la comprensión de los estudiantes. Dicho marco permite influir en la forma en que se enseña y generar más calidad en el procesamiento que hacen los propios alumnos.

Durante su estadía el Dr. Lougrhan  recalcó que un profesor experto alienta a sus estudiantes a ser metacognitivos, que piensen sobre su propio pensamiento. “Un buen profesor incentiva a sus estudiantes a que se formulen preguntas, que normalmente tienen en su mente, pero se sienten tímidos de compartirlas con el curso. Eso es muy importante, porque para algunos docentes las preguntas pueden ser amenazantes, pero para un profesor experto una pregunta tiene mucha vida”.

Bajo esta misma línea, se refirió al aprovechamiento del conocimiento previo de los estudiantes por parte de los profesores “Saber qué es lo que saben los niños y utilizar esa información en beneficio del proceso de aprendizaje. Un profesor experto toma ese conocimiento previo y trabaja con él, de modo que se pueda desarrollar la comprensión”, precisó.

Otra línea de trabajo es la traducción del conocimiento. “Es decir, tomar algo que tiene una forma y ponerla de otra. Tomar un principio abstracto y hacerlo concreto. Esto es de suma importancia, porque la mayor parte de la educación tiene que ver con ideas que necesitan ser traducidas, para asegurarse que los alumnos entiendan y no solamente que manejen el contenido de un texto”, complementó el Dr. en Letras y Filosofía.

Se refirió también a la síntesis como otro modelo a emplear por un profesor experto. “En este modelo tomamos una información y la convertimos en algo nuevo para los estudiantes. Esto resulta difícil para los profesores, porque mucho de lo que se enseña se convirtió ya en grandes temas y nuestra misión es cómo podemos reconocer que los estudiantes están creando algo nuevo. Y un profesor experto tiene maneras maravillosas de asegurar que esto suceda”.

Es así como, al juntar estas estrategias de acción se otorga un marco de trabajo a la práctica y un profesor experto le da a ésta un moldeamiento, dijo el académico de la Universidad de Monash.

“Uno como experto tiene que dar valor a la forma en que se modela, así no se genera una rutina y se evita aplicar solo una receta. Es una forma inteligente y muy consciente de trabajar,  que facilita el aprendizaje de calidad de los estudiantes. Pues nuestro trabajo en educación es producir profesores expertos”, sentenció.

Fuente: Convenio de Desempeño UPA1203

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *