UNIDAD DE DESARROLLO DOCENTE

previous arrow
next arrow
Slider
Misión

Promover la excelencia y la mejora continua de los procesos relacionados con la pedagogía universitaria, asumiendo como referente clave la innovación del currículo y las políticas de desarrollo docente de pregrado de la universidad, inspirado en el marco conceptual y las políticas directrices que emanan de los documentos fundacionales de la universidad (Proyecto institucional, Proyecto Educativo Institucional, Plan de Desarrollo Institucional y Sello Institucional), y el desarrollo sistemático de prácticas de colaboración y de profesionalización entre los académicos, centradas en la reflexión sobre el trabajo y la experiencia de la docencia y el aprendizaje de nuestros estudiantes.

Visión

Posicionarse como una entidad trascendente dentro de la Comunidad Académica UPLA, obteniendo reconocimiento y valoración interna y externa en los espacios académicos en que actúe, y en su aporte a la instalación de buenas prácticas docentes y la mejora continua de la docencia y la calidad de los aprendizajes de nuestros estudiantes. Un organismo académico consolidado como entidad de apoyo y de acompañamiento a los académicos en la docencia universitaria, dotada de estrategias y recursos innovadores y variados, validados y enriquecidos por los propios académicos de la UPLA.

ORIENTACIÓN DE LA DIDÁCTICA EN LA UNIVERSIDAD DE PLAYA ANCHA
previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

La enseñanza basada en competencias declarada como parte del Proyecto Institucional de nuestra casa de estudios, busca desarrollar habilidades en los estudiantes, de todas las carreras de nuestra universidad, que les permitan familiarizarse con el quehacer profesional que más tarde será parte de su cotidianeidad. Pero también busca incentivar el perfeccionamiento constante que debe ser parte de toda vida profesional. Así se busca crear un vínculo ineludible entre el saber académico y técnico como parte fundamental de las responsabilidades de todos nuestros alumnos insertos en una sociedad en constante cambio y donde debemos buscar mejorar las áreas productivas en que se desempeñan los profesionales.

Respeto a esto, la innovación no es un proceso fácil de implementar, la incorporación de aspectos novedosos a un proceso, en este caso educacional, modificándolo, implica factores multidimensionales que provienen desde las bases de nuestros constructos sociales, pero que como institución pública es trabajo de nosotros tener presentes al momento de formar a nuevos profesionales. Por ejemplo, la incorporación de tecnologías a nuestras prácticas académicas habituales puede ser un aliado al momento de generar instancias de aprendizaje novedosas, el uso de aplicaciones móviles en el aula pueden generar una empatía mayor en los estudiantes y motivación en ellos, por lo tanto, propicia un aprendizaje más significativo. Pero no sólo esta práctica puede convertirse en innovadora, sino también cambios sistemáticos en la forma de llevar el proceso de enseñanza y aprendizaje, cambiando el protagonismo de la clase desde lo tradicional al rol del estudiante activo.

Así, por una parte, como institución formadora de docentes es importante comenzar a visibilizar los procesos de integración curricular de nuevas metodologías didácticas y tecnológicas, siendo esa la forma que tenemos de poder mejorar el impacto que pueden tener en la enseñanza de nuestros estudiantes y de las generaciones futuras. En el caso de las carreras no pedagógicas deben estar incorporadas como un empeño de integración de conocimientos actualizados y cercanos a la realidad laboral en que estarán insertos los futuros profesionales que se están formando. Así prácticas como el trabajo colaborativo, técnicas didácticas basadas en proyectos, mediados por tecnologías pueden constituirse en aliados al trabajo que como académicos realizamos.

 Carolina Alburquenque Campos 

Especialista en Didáctica 

Unidad de Desarrollo Docente