Con la concurrencia de casi todos los participantes culminó el ciclo de cine foro “Miradas del Cine: Abuso Sexual Infantil”, asignatura sello misional impartida por la académica de la Facultad de Ciencias de la Educación, Lilian Arellano Rodríguez.

La iniciativa que comenzó el 22 de mayo y se desarrolló todos los lunes hasta la fecha,  contó con la asistencia permanente de 130 estudiantes de las diferentes carreras pedagógicas de la UPLA, además de invitados especiales y funcionarios del Servicio Nacional de Menores, SENAME.

También concurrió a esta ceremonia el Comisario de la Brigada de Delitos de Menores y Sexuales de Valparaíso, BRISEXME, Freddy Reinoso Montenegro, quien ha sido un constante colaborador de este tipo de iniciativas desarrolladas por la universidad. “Hemos abordado anteriormente con este mismo formato del cine foro para enfrentar un tema delicado como el abuso sexual infantil y el abuso y agresiones sexuales en su generalidad. Este tipo de actividades contribuyen, claramente, no solo a la prevención sino que a la educación, a generar conciencia y hacerse partícipe de esta problemática en todos sus frentes como es el trabajo con estudiantes de los últimos años de las carreras de pedagogía”, destacó el comisario, agregando que es en los establecimientos educacionales donde se develan muchos abusos o agresiones sexuales a niños y niñas.

Lilian Arellano, académica y coordinadora de esta asignatura, agregó que “si bien esta actividad es similar a la que hemos hecho en años anteriores con el financiamiento de fondos regionales, lo que permitió la masividad, esta vez decidí hacerlo como una actividad misional, como una competencia misional que partió en mayo con 150 estudiantes iniciales, pero solo se certifica a quienes demuestren tener las competencias y la responsabilidad social ante este problema que es muy complejo, pues se requiere de conocimientos, mucha sensibilidad y cuidado, aprobando finalmente 130 personas”, dijo la académica.

Agregó que la concurrencia fue constante, opinando que faltan políticas públicas para todos los niveles, sobre todo en el ámbito educativo. “Falta educación de la sexualidad, no sobre reproducción sexual, ni genitalidad, ni aparato reproductor y cómo no quedar embarazada, que es lo que se hace en los colegios. Pienso que todo profesional debiera ser experto en el tema porque puede ocurrir en cualquier ámbito”.

Es necesario tener en cuenta, prosiguió Arellano que “el pedófilo puede ser una persona de alto nivel cultural y económico social, como también de recursos bajos o medios; puede ser desde un religioso pasando por jueces, profesores, el conductor del bus escolar, hay mucho desconocimiento al respecto, se confía mucho en el vecino, en la apariencia del otro. De hecho esta actividad la hago porque siento que es necesario, porque no forma parte de la malla académica curricular, ni tampoco se hace docencia sobre el tema”, concluyó.

Opiniones de los asistentes.

Karina Parra, trabajadora del SENAME
“Me queda una impresión sumamente óptima y estoy agradecida. Ojalá que todos los educadores puedan tomar un curso como éste, para que haya más empatía con los niños en estos casos. El objetivo era tener más herramientas para mi trabajo y lo he logrado”.

Judith González, trabajadora del SENAME.
“Esta iniciativa fue muy buena sobre todo para quienes trabajamos en la institución, así como también para la gente común saber sobre estas problemáticas y conocer los síntomas que puede tener un niño abusado, porque se desconoce lo que puede estar pasando con un niño vulnerado. Esta iniciativa es muy importante y creo que las herramientas proporcionadas sirven mucho para prevenir estas situaciones de abuso”.

Maximiliano Veas, estudiante carrera de Pedagogía en Castellano
“Fue una muy buena iniciativa de parte de los organizadores, porque a través del arte nos dan a conocer esta otra vida que muchas veces los medios intentan tapar o las propias comunidades. El cine es una súper buena herramienta porque enfatiza sobre todo en las emociones, lo que sufre la víctima. Espero que sigan haciendo este tipo de seminarios”.

En la ceremonia de clausura, además, los estudiantes recibieron los diplomas que testifican la aprobación del curso.